Detergente líquido o en polvo: usos para cada uno

La forma en la que se lava la ropa ha cambiado en los últimos años. Cada vez se cuenta con productos más especializados y que ahorran mucho tiempo y esfuerzo. Sin embargo, uno de los productos básicos es el detergente. Pero la utilización del adecuado, no solo brindará los resultados óptimos en la limpieza sino que también puede marcar la diferencia para conservar las prendas en buen estado.

  • Entonces ¿qué tipo de detergente se debe utilizar? ¿Para qué prendas se usa el detergente líquido?
  • La respuesta toma en cuenta dos factores: el tipo de tejido o material y el tipo de manchas.
  • Tipo de ropa

    Para la ropa blanca o las prendas elaboradas con materiales más resistentes, sin duda el detergente en polvo es el ideal. Este no se recomienda para lavar ropa delicada o de colores. Es interesante saber que si se usa este tipo de detergente con agua a temperatura alta; reaccionará como un blanqueador.

    La ropa delicada, oscura o de color, necesita un detergente líquido porque es más suave. Este se disuelve rápidamente en el agua, lo cual evita que en las prendas queden rastros de jabón. Cuando se utiliza este detergente debe lavarse con el agua a temperatura baja, justamente porque no necesita disolverse. Además, el detergente líquido se recomienda más para lavar la ropa de los bebés, la razón es que no deja residuos en las prendas y por lo tanto es poco probable que irrite su piel.

    Tipo de manchas

    Si se quiere eliminar rastros de tierra, grama y polvo; la mejor opción es utilizar detergente en polvo. La razón es porque gracias a la fricción de la máquina lavadora o bien, la acción de restregar a mano con este tipo de detergente hace que las partículas gruesas del jabón empujen la suciedad de la tela.

    Si el problema son manchas de salsas, maquillaje, vino o aceite; lo mejor es usar detergente líquido. Este al mezclarse fácilmente con el agua, penetra de forma más eficiente en las fibras de la ropa. Incluso, el detergente líquido es ideal para tratar manchas previo al lavado en la máquina.